Vicente Romero

Soy un pintor español nacido en Madrid (1.956). En 1.982 finalicé la carrera de escultura en la Facultad de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Inmediatamente la necesidad de supervivencia hizo que me dedicara a pintar retratos en las calles de las costas peninsulares e insulares españolas. Fueron varios años de vida seminómada que me imposibilitaron dedicarme a la escultura. Sin embargo me pusieron en contacto con la técnica del pastel, que jamás había usado antes y en la que he encontrado el medio que más se ajusta a mi sensibilidad. Desde 1.987 me establecí definitivamente en la Costa Brava, un lugar apacible y radiante de luminosidad que ha influido profundamente en mi visión de la luz y el color.

Estilísticamente me considero muy clásico, mis pintores más admirados son los del siglo XVII, sobre todo Rembrandt y Velázquez. Las esculturas de Fidias en los frontones del Partenón me marcaron también profundamente. Aunque nacido en el interior del país, vivir en el Mediterráneo ha hecho que me deje seducir progresivamente por la invasión de luz y color que me estimula cada día. Por eso entiendo que con frecuencia mis cuadros puedan parecer impresionistas, pero nada más lejos de la realidad. Todo lo que pinto está sujeto a la disciplina académica del dibujo como base y sostén de la pintura. De hecho no hay ningún pintor puramente impresionista al que admire especialmente, sí a otros a los que se engloba en este movimiento pero que no lo son estrictamente, como Cézanne, Manet, Degas o el mismo Sorolla. Todos ellos hacían lo que yo entiendo que es pintar, simplemente dibujar con color.